General

Cambiar a las personas: 8 Motivos indiscutibles por los que no hacerlo

Cambiar a las personas: 8 Motivos indiscutibles por los que no hacerlo

Querer cambiar a una persona es muy habitual, pero hay 8 razones de las millones existentes para no cambiar a nadie.

Todas las personas sociables están continuamente rodeados de gente: amigos, familia, vecinos, compañeros del trabajo, pareja… Como tú, esas personas no son perfectas y seguro que hay cosas en su comportamiento, hábitos, aspecto… que no te importaría que cambiasen.

La diferencia de opinión sobre algún tema o algunos actos/gestos que te molestan, hacen que no puedas estar 100% a gusto con esa persona, quiérelos por como son y acéptalos para poder tener una vida social sana.

Bien, este es el punto que de verdad hay que cambiar, en el que tienes que poner todo tu foco y energía. El motivo es muy sencillo: ¿por qué alejar a una persona de tu lado que ya es perfecta a su manera e intentar que cambie a la forma que se corresponde con nuestras expectativas? Puro egoísmo.
¿No te sientes ridículo? Intentar cambiar a otras personas es algo feo, despreciable. Tu imagen de la perfección es única, al igual que la de los demás.

Con el tiempo y la confianza llega la decepción y la irritación, haciendo sentir mal a la otra persona y arruinando las relaciones personales.

Si te empeñas en cambiar a alguien aunque sea lo último que hagas, que sepas que cuando “finalmente” esa persona cambia, ya no es la persona que conociste y pasarás de amarlo locamente a verlo como un amigo con el que tienes cosas en común.

Tu idea de la perfección no es correcta

Tu ideal de cómo tiene que ser una persona no es la correcta en absoluto, de hecho, tú tampoco lo eres. No puedes decidir cómo tienen que vivir la vida o en qué invertir el tiempo, lo que sí puedes hacer es elegir a la persona con la que estar.

Respeta el espacio

Cada personalidad es única, pueden tener algunos puntos similares, pero no idénticos. Cada uno ve el mundo a su manera, dentro de ese mundo cada uno tiene una mezcla distinta de sentimientos, emociones, opiniones, principios, intereses y objetivos.

Han dedicado toda su vida a llegar a ese punto, influidos por sus vivencias y conocimientos, no te gustaría que alguien se metiese en algo tan íntimo, respétalo.

Déjate cegar por lo positivo

Los defectos son algo inevitable, pero puedes hacer algo al respecto: no poner foco en ellos. ¿Sabes qué? Una persona ajena a tus relaciones no vería esos defectos como tú, verían lo bueno de esa persona, como hacías antes de intentar cambiarlos.

Todo el mundo tiene su límite, seguramente se cansen de estar recibiendo críticas continuamente y lleguen a ocultarte algunas cosas… Otra persona puede aprovechar esa oportunidad de flaqueza y robarte a esa persona, y lo peor es que habrá sido tu culpa.
Ver la parte buena puede cambiar tus relaciones personales a mejor sin tener que cambiar nada en ellos. Empezar a apreciar y disfrutar de lo que son.

Ponte en su lugar

Las personas con las que compartes tu día a día pueden estar pasando situaciones muy difíciles y no tienes porque saberlo todo. Podría explicar una mala contestación, falta de atención a lo que hace, deseo de soledad…

Podrías tenerlo en cuenta de ahora en adelante antes de juzgar un comportamiento inusual. Tampoco te enfades si alguien ha decidido no contarte algún problema, no significa que no confie en ti, el problema podría venirte grande o simplemente prefiere arreglar las cosas por sí mismo, el mejor papel que puedes jugar es el dar apoyo y amor…

Agradece día a día tener a esas personas a tu lado

Cualquier cosa que desees que otra persona cambie, puede esperar, esperar para siempre.

En su lugar podrías invertir ese tiempo en agradecer que puedas compartir tu vida con esas personas. Vuestra relación no sólo ha sido decisión tuya, ellos también te han escogido a ti, esfuérzate en cuidarla.

Recuerda por qué ocupan ese lugar especial en tu vida

Recuerda por qué motivo los escogiste como amigos, qué cosas habéis hecho el uno por el otros, los problemas que has podido superar gracias a ellos, el tiempo que les has dedicado, las cosas que tenías en común…. Recordar todos los motivos por los que decidiste que esa persona formase parte de tu vida te ayudará en tu propósito de aceptar a las personas como son o recordar cómo las veías antes.


Simplemente ACEPTA

Personas, opiniones, actos… Abre tu mente y verás como la vida es más fácil, así como tus relaciones. Ambas partes os sentiréis más libres a la hora de tomar decisiones o expresar emociones.

No compares

Intentar cambiar a alguien significa no aprobar su forma de vivir, y este es el resultado de compararlo contigo mismo. ¿Por qué debería parecerse a tí? Esa persona tiene otros objetivos y un enfoque diferente hacia las cosas que son importantes para él.

Estos son los motivos/consejos/maneras/razones para no intentar cambiar a alguien bajo ningún concepto. Obviamente exceptuando personas que te hagan daño, que en ese caso tampoco deberías intentar cambiarlas, si no alejarte.

*Imágenes: Samuel kraft, Cassie Sikes, Claire Cheng, Hulla Ballo, Minuch, funlovegoodsex, Donny kuhlebeck y fairy tale.

Video: Como hacer fuerte el sistema inmunológico Existe la dieta ideal? (Diciembre 2020).