Niños

Infección de orina en niños

Infección de orina en niños

Las infecciones urinarias son bastante comunes en los niños.

Las infecciones de orina se producen cuando las bacterias penetran en la vejiga o en la uretra.

Las bacterias que causan la mayoría de las infecciones son las del intestino. Estas bacterias pasan desde la piel exterior a través de la uretra hacia la vejiga.

No solo es cosa de adultos.

Las infecciones de orina suelen ser más frecuentes en la edad adulta, pero también es una patología importante durante la infancia

Hasta los 6 meses de vida, la infección de orina es más frecuente en los niños, pero a partir de esa edad la incidencia en niñas se multiplica por 10.

Se calcula que hasta el 5% de las niñas en edad escolar tendrá esta patología.

Las niñas tienen más infecciones porque la uretra es más corta que en los niños, y es más fácil para los gérmenes entrar en la vejiga. Además, la abertura de la uretra está más cerca del ano, de donde normalmente provienen los gérmenes que causa las infecciones de orina.

¿Cómo saber si un niño tiene una infección de orina?

Las infecciones de las vías urinarias pueden manifestarse de muchas formas.

En el caso de bebés, los síntomas suelen ser difusos. El bebé puede estar más irritable de lo normal, puede que no quiera comer, sufre de vómitos y diarrea, y/o tenga una erupción del pañal. También puede tener fiebre, aunque no suele ser una fiebre alta.

En niños pueden tener algunos o todos los síntomas anteriores y también pueden tener dolor de barriga, necesidad de ir al baño con mucha frecuencia y urgencia, y dolor al orinar. Su orina puede oler más fuerte y ser más oscura.

La infección de orina puede hacer que algunos niños no sean capaces de retener la orina y vuelvan a mojar sus camas durante la noche o la ropa durante el día porque no pueden llegar al baño con la suficiente rapidez.

¿Cómo se detecta la infección de orina en un niño?

Si parece que un bebé o un niño puede tener una infección de orina, se realizará un cultivo de orina.

Un cultivo de orina consiste en “cultivar” la bacteria causante de la infección en un gel especial para poder saber qué germen es y así determinar qué antibióticos será el más adecuado para eliminarlo. Un cultivo tarda algunos días.

Otra forma es mediante unas tiras reactivas que al introducirlas en la muestra de orina detecta la existencia de una infección. Este método no es tan efectivo como el cultivo, y puede que salga normal, incluso si un niño tiene una infección.

¿Cómo se tratan las infecciones del tracto urinario?

La mayoría de los niños con infecciones del tracto urinario necesitarán antibióticos. Estos se pueden administrar por vía oral o por vía intravenosa.

Además de los antibióticos, los niños con infecciones de orina necesitan descanso y un poco de atención extra porque no se sienten bien. También deben tomar mucho liquido para ayudar a eliminar la infección.

Para prevenir las infecciones urinarias es muy importante que los niños mantengan una higiene adecuada. No dejar a los niños los pañales mucho tiempo sin cambiar, evitar la humedad, intentar que vayan al baño con regularidad (que no aguanten demasiado tiempo el pipí) y, en general, tener una buena higiene en todo el cuerpo y especialmente en la zona íntima.

Video: INFECCION URINARIA EN PEDIATRIA (Octubre 2020).