General

Preocupación sobre la seguridad de los Boeing 777

Preocupación sobre la seguridad de los Boeing 777

Docenas de aviones de pasajeros que utilizan Heathrow podrían tener un defecto mortal de motor, por lo que, según el regulador de seguridad aérea estadounidense, las probabilidades de otro fallo como el que provocó el aterrizaje forzoso de British Airways el año pasado son “muy elevadas”.

Rolls-Royce, fabricante de los motores, está trabajando en una modificación de seguridad, pero el Boeing 777 continuará en servicio con el defecto durante 18 meses más.

Hasta que se haga el cambio, más de 220 Boeing 777 con motores Rolls-Royce, incluidos 15 de BA, continuarán siendo vulnerables al hielo en los tubos de combustible que produce una pérdida de energía en los motores.

EL Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte estadounidense (NTSB por sus siglas en inglés) destacó el peligro en un informe presentado esta semana. La División de Investigación de Accidentes Aéreos británica (AAIB en inglés) también presentó un informe sobre el problema, pero evitó mencionar el continuo riesgo al que se exponen los pasajeros.

Las 152 personas a bordo del BA 777 se salvaron por poco en enero del 2008, cuando su avión perdió potencia en ambos motores durante la aproximación final y realizó un aterrizaje forzoso sobre la hierba justo dentro de la valla que delimita el perímetro de Heathrow. El tren de aterrizaje del avión no estaba desplegado,pero solo un pasajero resultó herido de gravedad gracias a la habilidad del Capitán Peter Burkill y de su copiloto John Coward.

Otro 777 con motores Rolls-Royce, de la compañía Delta Airlines, perdió potencia en el motor casi exactamente del mismo modo en noviembre del año pasado después de que el hielo bloqueara el abastecimiento de combustible. Los pilotos lograron poner en práctica una acción de emergencia para corregir el fallo, conocido como “rollback”.

Este incidente se produjo a pesar de que Boeing introdujera nuevos procedimientos de seguridad en septiembre del año pasado que afirmó habían resuelto el problema.
El consejo de seguridad estadounidense afirmó esta semana que, después de que se hayan producido dos de estos “rollback” en un año, las probabilidades de que vuelva a suceder algo similar son elevadas.” Y añadió que “la única solución aceptable para esta vulnerabilidad de la seguridad” es rediseñar la pieza defectuosa del motor.

Rolls-Royce admitió que la pieza, el intercambiador de calor de carburante/aceite, estaba defectuosa, pero señaló que la pieza que la puede sustituir todavía está en fase de pruebas y no estará lista para su instalación hasta dentro de 12 meses.
Otras aerolíneas que utilizan aviones 777 con motores Rolls-Royce son Singapore Airlines y American Airlines.

El consejo recomendó que se debería obligar a las aerolíneas a cambiar la pieza en los seis meses siguientes a que ésta esté disponible para su instalación, lo que significa que los 777 podrían continuar volando con el defecto de motor hasta agosto del 2010.

Rolls-Royce espera poder acelerar el programa de modificación para empezar la instalación antes del próximo invierno, cuando el riesgo de que se forme hielo en el sistema de combustible es mucho mayor. No obstante, evitó fijar una fecha límite para el cambio de las piezas defectuosas.

British Airways anunció que no retirará ningún 777 de sus servicios.

Fuente: The Times Business

Video: Piloting BOEING 777 Dubai to Belgium. Cockpit Views (Octubre 2020).