Porqué no debes guardar los tomates en la nevera



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Te has fijado que los tomates recién recogidos tienen mucho más sabor que cuando los compras en el supermercado?

Investigadores americanos parece que han encontrado la explicación.

La culpa es del frío

Después de 7 días de refrigeración, los tomates tienen menores niveles de compuestos volátiles, las sustancias químicas que le dan al tomate su aroma y sabor característico. La reducción fue de hasta un 65%.

Desde que los tomates se recogen en el campo hasta que llegan a los supermercados son conservados en cámaras frigoríficas. Esto permite que se mantengan relativamente más frescos y atractivos para los consumidores, y esta es la razón por la que son menos sabrosos.

Mejor sabor si no se refrigeran

No hay duda de que para que los tomates conserven todo su sabor lo mejor es no ponerlos en el frigorífico.

El enfriamiento reduce el sabor porque las temperaturas frías “apagan” genes específicos, que son los responsables de la producción de los compuestos que dan el sabor al tomate.

Los tomates refrigerados son igual de nutritivos que los no refrigerados.

Zhanga B, Tiemana DM, Jiaoc C, Xuc Y, Chenb K, Fec Z, y col. PNAS (2016). Más información.

Seguir leyendo:

  • Tomates para prevenir el ictus
  • Los mejores alimentos para nuestro cerebro

Video: Como Conservar tus Tomates Por Mucho Tiempo sin Cortarlos, un Truco Facilisimo!!


Comentarios:

  1. Ingel

    es insoportable

  2. Daisida

    Gracias :) Tema genial, escriba con más frecuencia, lo estás haciendo muy bien

  3. Sanos

    Ha llegado casualmente a un foro y ha visto este tema. Puedo ayudarte a aconsejar. Juntos podemos encontrar la decisión.



Escribe un mensaje


Artículo Anterior

Citas Célebres de Miguel Hernández

Artículo Siguiente

Seguro a Todo Riesgo con Franquicia