Información

¿Por qué Tauro y Leo se echan un pulso todos los días?

¿Por qué Tauro y Leo se echan un pulso todos los días?

Tauro es un signo de Tierra y su regente es Venus, y Leo de Fuego y su regente es el Sol. Las pulsiones de Leo son mucho más ágiles y cambiantes que las de Tauro, que es más tranquilo y se toma las cosas de otra forma. Por ello y por muchas diferencias más, a pesar que se pueden tolerar bien, os voy a dar 15 Razones por las que se echan un pulso diariamente, dado que ninguno de los dos se quiere dejar dominar por el otro.

15 Razones por las que Tauro y Leo se echan un pulso diariamente

1- Tauro quiere hacer las cosas a su manera y que los demás las hagan también como él. Es dominante e intransigente, protector y cariñoso. Quiere obligar a los demás a que le obedezcan y claro está, Leo no se deja.

2- Tauro es súper protector y quiere tener a Leo controlado y protegido bajo su ala, por miedo a que le pase algo. Leo se asfixia un poco cuando Tauro se pone en este plan y pretende limitarle y decirle lo que tiene que hacer.

3- Leo es un espíritu libre, que le encanta ser independiente e ir a su antojo. No soporta que le controlen y quiere hacerle entender a Tauro, que de esa forma no lo va a conseguir. Discusiones diarias.

4- Leo es un gatito arisco, que le agobia cuando le abrazan demasiado y le soban exageradamente. ¡Y vaya por donde! Nuestro torito es un sobón de narices. Todo el día está besuqueando y abrazando. No es de extrañar que Leo salga corriendo y se agobie con Tauro.

5- A Tauro le gusta mucho filosofar y a Leo también, por lo que por ahí se pueden entender muy bien. El intercambio de ideas que se puede producir entre ellos, será muy interesante y les hará sentir felices.

6- De todos es sabido lo cabezón y tozudo que es Tauro, cuando se le pone una cosa en la cabeza se obceca y no para hasta que lo consigue. Puede discutir durante horas. Leo en cambio, odia discutir horas por algo. Leo dice una cosa una, dos veces y ya es demasiado. ¿Qué ocurre? Pues bronca.

7- Si queréis ver a un Leo convertirse en un León, machacadle con algo un montón de rato. Rugirá ferozmente y pegará un portazo y se largará. Se agobia cantidad.

8- Leo es independiente, le gusta seguir sus impulsos y sus intuiciones. Luego lo comparte todo, pero no soporta estar todo el tiempo pegado a alguien, atado, sin poder respirar. Si Tauro es capaz de comprender eso, se pueden llevar bien.

9- Tauro antepone todas las cosas a su vida a la familia. Leo es más egoísta, pero pueden llegar perfectamente a un acuerdo y convivir sin problemas distribuyendo el tiempo y las obligaciones equitativamente.

10- Tauro es muy casero y a Leo se le cae la casa encima. Ahí puede haber una gran diferencia, que habrá que negociar. Leo queda constantemente con los amigos a todo: cenas, copas, escapadas, tiendas, fiestas… Es un gran anfitrión y Tauro no tiene esa necesidad. Le encanta su sofá, pero si Leo le lleva a un montón de actos sociales, él se deja convencer y le acompaña.

11- Lo mismo ocurre con los viajes. Leo es súper viajero y Tauro no siente la necesidad. Quizás dos viajes al año son suficientes para Tauro. En cambio Leo necesita un montón de escapadas de fin de semana, varios viajes cortos y uno grandes. Todo dependerá de la negociación que se produzca entre ambos.

10- Sexualmente existe mucha atracción entre ellos. A Tauro le encanta la sofisticación de Leo y a Leo le gusta que le quieran proteger y que la hayan elegido para una relación seria y estable. Son relaciones que suelen funcionar una vez establecidas las normas y los límites.

11- Tauro es sensual y romántico, detallista hasta morir y esto le encanta a Leo. Leo es más pasional y también es detallista. Juntos pueden establecer una relación llena de sorpresas y momentos emocionantes.

12- Tauro necesita saber que su Leo es sólo suyo, poseerle y saber dónde está en cada momento. Este control total bien llevado, no debería ser un problema. El problema para Leo es cuando se convierte en un Tauro celoso y posesivo, desconfiado y dude de la honestidad de Leo. Leo no soporta los celos y huye.

13- Tauro y Leo disfrutan con los lujos, las cenas románticas y exquisitas, los hoteles de ensueño, los viajes sorpresa, la ropa cara… Los dos son unos sibaritas, que con dinero pueden disfrutar de la vida como enanos.

14- Los dos buscan una pareja para toda la vida y entregarse, pero… Para Leo lo será mientras funcione al 100% de lo contrario abandona el barco. Su relación puede ser pulso diario, hasta que lleguen a un acuerdo. Si logran entenderse y marcas unas normas y límites, pueden ser muy felices.

15- En el trabajo se llevan muy bien. Los dos son trabajadores, todo terreno, responsables, emprendedores, creativos y son ejecutivos. Disfrutarían como enanos si trabajaran juntos, porque formarían un tándem increíble. Si montan una empresa tendrán el éxito asegurado.

Otras lecturas relacionadas con ¿Por qué Tauro y Leo se echan un pulso todos los días?:

  • Pon un Tauro en tu vida y en tu amor: 22 razones para hacerlo
  • Sucumbe al amor de un Leo y te dará la vida: 20 razones para atreverte

Video: La Casa de Sol y nuestro propósito de Vida (Octubre 2020).